Todo lo que querías saber sobre BIM y no te has animado a preguntar

Sabemos que cada vez hay más información disponible online sobre la metodología de trabajo BIM y a veces es frustrante tener que recorrer decenas de sitios hasta encontrar lo que buscamos. ¡Desde Knauf Industries queremos ponértelo fácil! Por eso, hemos recorrido la información disponible e identificamos las principales fuentes de incertidumbre que existen en la industria a la hora de implementar BIM en los proyectos de obra. ¡Aquí te acercamos todas las respuestas en un solo lugar!

 

¿Qué es BIM?

Empecemos por el principio. BIM o Building Information Modeling es un proceso para crear y administrar información sobre un proyecto de

obra a lo largo de todo el ciclo de vida del proyecto. Uno de los resultados clave de este proceso es el Modelo de Información del Edificio: la descripción digital de cada aspecto del activo construido. Este modelo se basa en información reunida en colaboración y actualizada en a medida que se suceden las etapas clave de un proyecto. La creación de un Modelo Digital les permite a aquellos que interactúan con el edificio optimizar las acciones, decisiones e implementaciones, lo cual da como resultado un mayor valor de vida útil para la obra.

A ver si queda más claro: a través de BIM, la industria de la construcción está experimentando su propia revolución digital. BIM es una forma de trabajar. BIM es el modelado de la información y la gestión de la información en un entorno de equipo, en el que cada uno debe trabajar siguiendo los mismos estándares que los demás. BIM crea valor a partir de los esfuerzos combinados de personas, procesos y tecnología. No es una sola pieza de software o un modelo estático a seguir, sino una nueva forma de procesamiento de información y colaboración, con datos vivos y dinámicos incorporados dentro del modelo.

Cada disciplina u organización crea su propio modelo, y éstos se amalgaman para proporcionar una visión global del proyecto. A medida que surgen los datos, se añaden directamente al modelo, determinando los materiales, las funciones, el tamaño y la información requerida de los demás participantes del equipo. Incluso algo tan formal como la documentación forma parte del modelo de trabajo y es igual de dinámica, y permite no solo que todas las partes aporten sino que también puede vincularse a los elementos y objetos del modelo al que pertenece. De esta forma, todo está referenciado y es fácil de consultar.

 

BIM en la gestión de la construcción

Los participantes en el proceso de construcción se enfrentan constantemente al desafío de entregar proyectos exitosos a pesar de presupuestos ajustados, mano de obra limitada, tiempos de entrega mínimos e información limitada o conflictiva. Las disciplinas significativas, como los diseños arquitectónicos, estructurales y la electricidad y fontanería deben estar bien coordinadas, ya que estas áreas pueden tener lugar al mismo tiempo y en el mismo espacio. BIM ayuda en la detección de conflictos en la etapa inicial, identificando la ubicación exacta de las discrepancias.

El concepto BIM prevé la construcción virtual de una instalación antes de su construcción física real, con el fin de reducir la incertidumbre, mejorar la seguridad, resolver los problemas y simular y analizar los posibles impactos. Los subcontratistas de todos los sectores pueden introducir información crítica en el modelo antes de comenzar la construcción, con oportunidades de pre-fabricar o pre-ensamblar algunos sistemas fuera del sitio de la obra. Los desechos pueden minimizarse en el sitio de la obra y los productos se entregan en el momento en el que deben instalarse o ser utilizados en lugar de ser almacenados en el sitio, lo cual previene desde averías hasta robos.

Las cantidades y las propiedades compartidas de los materiales se pueden extraer fácilmente. Los ámbitos de trabajo se pueden aislar y definir. Los sistemas, conjuntos y secuencias pueden mostrarse en una escala relativa versus el resto de la instalación o grupo de instalaciones.

BIM previene errores, ya que el modelo resalta visualmente en el ordenador las zonas de conflicto o potenciales zonas en las que diferentes sistemas o instalaciones intersectan incorrectamente.

¿Qué es un objeto BIM?

Dentro del modelo BIM se pueden utilizar una serie de objetos para la construcción virtual de la obra en cuestión. Para simplificarlo pero dejando clara la importancia de estos “bloques”, podemos decir que un objeto BIM es una combinación de muchas cosas:

  • La información que define un producto
  • Las propiedades del producto, tales como el rendimiento térmico
  • Una geometría determinada, que representa las características físicas del producto
  • Datos de visualización que le dan al objeto una apariencia reconocible
  • Datos funcionales, tales como zonas de detección, que permiten que el objeto se posicione y se comporte de la misma manera que el propio producto.

¿Qué es Revit?

Revit es una aplicación única construida para el modelado de información de edificios con características para diseño arquitectónico, MEP (mecánica, electricidad y fontanería) e ingeniería estructural y de construcción.

Revit no es BIM. Revit está diseñado para BIM. Revit y otras aplicaciones hechas para BIM ayudan a los diseñadores a diseñar, simular, visualizar y colaborar con el fin de aprovechar las ventajas de los datos interconectados dentro de un modelo BIM.

BIM se centra en modelos compuestos de objetos. Revit crea estos objetos que consisten en diseñadores de datos que se pueden ver en diferentes vistas: dibujos 2D, modelos 3D y listas. Cuando una porción de datos cambia en una vista determinada, Revit la actualiza en todas las demás vistas automáticamente para que cada vista muestre los mismos datos.

Los modelos BIM que Revit crea pueden integrarse en los flujos de trabajo de los diseñadores, quienes utilizan estas aplicaciones para mejorar aún más la eficacia del equipo de diseño en todas las áreas, desde el diseño hasta la construcción.