Construcción residencial sostenida: El mejor aliado en la lucha por lograr una eficiencia energética global

Una de las mayores barreras para el desarrollo sostenible global es el crecimiento del consumo de energía y el impacto de este consumo en el medio ambiente, particularmente en términos de cambios climáticos y en el uso de combustibles fósiles.

Si bien existe una preocupación general por los distintos aspectos de la sostenibilidad, hoy en día los principales temas a tratar son la eficiencia energética y el calentamiento global. Los problemas relacionados con el precio de la energía, la eficiencia energética y el rendimiento energético son cada vez más objeto de debate político y social. Resolver el problema no se trata sólo de producir más energía de fuentes renovables, sino también de utilizar la energía con prudencia. Por supuesto que debemos seguir trabajando en generar energías verdes y conseguir grandes avances tecnológicos que nos permitan fuentes inagotables de energía, sin embargo, es una tendencia global no solo pensar en proveer más sino en ahorrar y utilizar correctamente lo que ya tenemos.

Las tendencias de reciclaje y reutilización de recursos son otro gran ejemplo de este acercamiento al problema. En la misma línea, la construcción residencial sostenida es uno de los principales jugadores a la hora de lograr gastar menos energía a nivel global, ya que es allí, en nuestros hogares, donde transcurre gran parte de nuestra vida y donde suceden la mayor parte de las situaciones de consumo de energía.